×
×
Red Internacional

Asamblea Nacional Bloque de Vivienda.Que las demandas del FMI no las paguen nuestras condiciones de vida

Tiempo estimado 4:16 min


La Asamblea tuvo una fuerte denuncia a los recortes y ajustes que el gobierno del PAC han llevado adelante como imposición del FMI, cuyas consecuencias recaen en los sectores de la clase trabajadora y sectores más empobrecidos, como es el caso a no tener vivienda digna.

Fernanda Quirós Moya

Organización Socialista Revolucionaria - Pan y Rosas Costa Rica

Martes 21 de diciembre de 2021 | Edición del día

El pasado sábado 18 de diciembre se celebró en la Comunidad de Suerre, en Guápiles, la Asamblea Nacional del Bloque de Vivienda. Además de las familias afectadas y dirigentes del espacio, la Asamblea contó con la participación de organizaciones de izquierda, como el Movimiento de Trabajadores y Campesinos (MTC), el Partido Revolucionario de las y los Trabajadores (PRT) y Organización Socialista Revolucionaria (OSR).

Este año, el Bloque de Vivienda logró una victoria parcial a partir de las movilizaciones a lo largo del país, como lo fue la recuperación de 28 mil millones de colones que habían sido recortados del presupuesto del 2021 para vivienda. Además de la recuperación de 15 500 millones de colones de los 34 mil millones que fueron recortados este año.

Estas victorias parciales son sumamente importantes, pues demuestran que, si la clase trabajadora se organiza por sus demandas, puede ganar. La voluntad para continuar el trabajo del Bloque se reflejó en las intervenciones y comentarios de las y los presentes: familias enteras de varios lugares del país, una gran cantidad de mujeres incluyendo madres solteras que sostienen a sus familas, adultos mayores, jóvenes; personas que se plantean como dirigentes en sus comunidades.

Te puede interesar: Movilización contra desalojo de viviendas en Alajuelita

Pero la pelea por la vivienda todavía continúa, y para seguir conquistando victorias, hay que continuar fortaleciendo el espacio, a partir de, por un lado, sumar más apoyo por parte de la juventud, las mujeres, y trabajadores y trabajadoras, para golpear con un solo puño por el derecho a la vivienda digna, a una vida digna.

Por otro lado, también es importante crear cada vez más espacios que permitan el debate y la organización, para fortalecer la pelea en las calles, a partir de un programa que se plante contra el gobierno, contra el FMI y que englobe demandas por mejores condiciones de vida, de trabajo y de estudio, para que no sean nuestras necesidades las que paguen la crisis que no provocamos la clase trabajadora.

Por ello, la pelea por la vivienda refleja la lucha de clases, pues somos los sectores más empobrecidos, la clase trabajadora, peleando por vivienda, disputando el territorio a los grandes capitales que, precarizando a la clase trabajadora, construyen condominios de lujo. Algunas de las personas asistentes comentaron a LID que los medios de comunicación ignoran sus reclamos, porque son una herramienta más de los ricos y de la política del gobierno.

Te puede interesar: Con más de 150 policías Gobierno manda desalojar decenas de familias en Pavas

Desde OSR consideramos fundamental que la izquierda levante un programa que contenga las siguientes demandas:

No al pago de la deuda externa y por la implementación de impuestos a las zonas francas y los grandes empresarios, para invertir el dinero en los intereses y las necesidades más sentidas de la clase trabajadora, campesinos y mujeres, como lo son refugios para víctimas de violencia doméstica y necesidades en materia habitacional, de acuerdo a las demandas familiares (número de habitantes, necesidades de la niñez, adultos mayores, personas con alguna condición o discapacidad).

Por una planificación de obras públicas con control obrero, que apunte al mejoramiento del 50% de la población que ocupa viviendas en mal estado.
Reducción del costo de los alquileres, que paga más del 18% de la población, la gran mayoría estando dentro de la línea de pobreza y con condiciones habitacionales en mal estado. Por un alto en el alza de los precios anuales en los alquileres.

Expropiación de todas las viviendas en alquiler en favor de sus arrendatarios, así como todos los territorios desocupados del Estado y sus instituciones, para que puedan ser usados para la construcción de proyectos de vivienda social.

Por jornadas laborales de 6 horas, para poder incorporar al trabajo a la gran cantidad de personas que se encuentran en el desempleo.

No más casas sin gente, ni gente sin casas.

Te puede interesar: Movilización del Bloque de Vivienda contra recorte al BANHVI





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias