×
×
Red Internacional

El pasado 9 de enero del presente año, se llevó a cabo la primera ronda de debates de candidatos y candidatas a la presidencia. Aquí en La Izquierda Diario te contamos las políticas, posiciones y propuestas de las diferentes personas aspirantes.

Martes 11 de enero | 19:52 | Edición del día

Este primer debate contó con la participación de Welmer Ramos del Partido oficialista, Partido Acción Ciudadana, Fabricio Alvarado del Partido Nueva República, Federico Malavassi del Partido Unión Liberal, Carmen Quesada Partido Justicia Social Costarricense, Grevin Moya Partido Fuerza Nacional y Martín Chinchilla Partido Pueblo Unido.

El Tribunal Supremo de Elecciones ha formulado 18 preguntas en diversos temas como, gobernabilidad, economía, ciencia y tecnología, finanzas públicas, corrupción, salud, educación, seguridad, agricultura, medio ambiente y política exterior.

La primera pregunta estaba dirigida al combate contra el narcotráfico, el financiamiento de los partidos políticos, el secreto bancario, la confiscación de bienes y activos del crimen organizado, y la regulación del lobby y la influencia política. Se les pide que mencionen acciones en estos campos y cómo lograr su cometido.

Welmer Ramos responde que tendría gestión aduanera “distinta” a la que ya ha llevado su partido en los últimos 2 gobiernos, siendo más “transparentes”, para esto opta por paliativos que no atacan el problema de raíz, como aduanas con más escáneres, una ley de protección a quién denuncie actos de corrupción, aumento de la vigilancia por medio de drones a barrios y fronteras, capacitación de la policía en la inteligencia. En otras palabras, más vigilancia y represión a las comunidades más azotadas y con más “daño colateral” de la guerra contra el narcotráfico. Welmer planea asegurar que esto se lleve de la mejor manera tan solo con la rotación de los altos funcionarios públicos para que no se vean vulnerados por los grupos mafiosos.

Por otra parte, Fabricio Alvarado propone el mismo refuerzo de fronteras con escáneres y explica que esa propuesta nace porque los escáneres han venido siendo ofrecido por distintos países a Costa Rica, y se diferencia con el PAC al decir que ellos sí los aceptarían y los aplicarían de verdad. También propone la intervención y represión en las comunidades más golpeadas por el narcotráfico.

El liberal Federico Malavassi deja en claro que solo es liberal en lo económico puesto que en lo social promete la tan tradicional “mano dura”, Carmen Quesada tampoco propone nada nuevo, solo que su gobierno sería diligente con las sanciones que se les pueda imponer al narcotráfico, como por ejemplo, la retención de los bienes y patrimonios vinculados con el narcotráfico para que -en sus palabras- “se vayan de nuestro país”. Greivin Moya se une a la fila de políticos alineados a la guerra contra las drogas y propone una guerra contra las drogas local donde se busque prevenir y reprimir a quiénes estén vinculados contra el narcotráfico y los carteles.

Ninguno de los candidatos da cuenta de las raíces tan profundas que el narcotráfico tiene en nuestra sociedad y que - con la injerencia de Estados Unidos en la región con su política imperialista llamada “Guerra contra las drogas”- desplaza a miles de personas en centroamérica hacia el norte, producto de la violencia que sufren las comunidades que quedan en el campo de guerra cuando el narcotráfico las usa de escudo. La prioridad de la guerra contra las drogas, es que las drogas no pasen al norte, toda la violencia se queda en lo local. Ninguno de los candidatos se da cuenta del daño que ha sufrido el narcotráfico cuando se le ha quitado el mercado y se han legalizado las drogas.

La siguiente pregunta estuvo orientada en cuáles serían las propuestas para resolver el "apagón educativo" y la pérdida de aprendizajes a causa de la pandemia y cómo se mejoraría la oferta educativa y bajarían los niveles de deserción.

Welmer Ramos responde en abstracto que en su gobierno crearían un sistema donde el estudiante “disfrute aprender’’, un sistema que enseñe habilidades en vez de “cosas concretas”. El candidato Fabricio Alvarado responde que espera lograr el 100% conectividad en las casas, a través de ayudas sociales que ofrezcan herramientas como computadoras tablets, internet, acompañado de una “reforma educativa del siglo XXI”. Pretende intervenir al MEP y devolver la “decencia’’ al consejo superior de educación, eliminar el “adoctrinamiento ideológico”, eliminar convenio con Cuba, reabrir centros educativos.

Por su lado, Federico Malavassi habla de un bono escolar al tiempo que promete emprender contra "los antivalores y la pornografía", pero lo más grave fue su intención de privatizar la educación pública, una vez más a espaldas de las y los trabajadores del MEP que califica como un fracaso.

Carmen Quesada habla de crear más infraestructura y mejor formación docente desde la maya curricular de las universidades. Grevin Moya directamente plantea revisar la maya curricular para ponerla al servicio del mercado y las nuevas tecnologías, abrir todos los centros educativos, educación con mejores tecnologías, el plan estaría siendo efectuado a través acuerdo nacional para la educación, involucrando todos los sectores para resolver el problema.

Martin Chinchilla habla de una reforma educativa para mejorar la educación en términos de calidad, plan a la presencialidad, y clases de recuperación.

Cabe recalcar que el candidato Greivin Moya habla de involucrar a todos lo sectores, no porque sienta algún espíritu democrático, sino porque -como nos dimos cuenta con las respuestas en varias de las demás personas aspirantes- la educación la ven como una herramienta para precarizar a la juventud de familias trabajadoras y que se dediquen a oficios y trabajo precarizados, en vez de promover el desarrollo integral y real de esas personas. Ninguno de los reclamos que han puesto sobre la mesa las y los trabajadpres del MEP estuvo reflejado en la discusión, señal de lo artificial del debate frente a los intereses de las mayorías.

Te puede interesar: Encuesta CIEP Diciembre: empate en primer lugar entre Figueres y Saborío

En este segundo segmento, las personas candidatas presentes, se hacen preguntas entre sí, con un espacio de respuesta y luego de réplica. Abordamos las más relevantes

Martín Chinchilla le pregunta a Welmer Ramos: tomando en cuenta los casos de corrupción y políticas regresivas contra el pueblo trabajador. ¿Podría considerar un tercer gobierno PAC con todos esos antecedentes? Ramos responde que ya habían casos de tráfico de influencia y corrupción, gracias al PAC eso ha parado pero denuncian al PAC por pura disputa política pero nunca ha sido condenado el partido como tal, sólo a funcionarios en específico. Chinchilla responde que Ramos como diputado ha impulsado leyes que han empobrecido y que en los dos gobiernos del PAC ha habido casos de corrupción como cochinilla, diamante, azteca, cementazo…

Welmer Ramos le pregunta a Fabricio: en la página 93 del plan de gobierno dice que se promovería la minería a cielo abierto y la extracción de petróleo y sobreexplotación de recursos biológicos. ¿Ud no sabe que ya se ha demostrado la paradoja de la explotación de recursos naturales una y otra vez solo trae ruina para la sociedad? Alvarado responde que hay países con modelos exitosos donde se ha explorado los recursos naturales en concordancia con la protección del medio ambiente, y que se generaría recursos para atacar la pobreza y - agrega-que se estaría generando el 20% de la deuda en un lapso de 4 años, dejando entrever que su objetivo como el de los demás, es el pago de la deuda.

Federico Malavassi le pregunta a Carmen Quesada, y le dice que en los documentos de su partido, están proponiendo bajar un 1% a la canasta básica. ¿Cree usted que es suficiente? Quesada responde que no es suficiente pero la canasta básica es lo que más golpea a las y los costarricenses. Malavassi replica que proponen tasa plana para que la gente se lo ahorre y no vaya a la corrupción. Malavassi opina que esto atraerá inversores y reactivará la economía.

Lo que los liberales nunca van a denunciar es que los inversores que llegan al país solo genera trabajo precarizado.

Carmen Quesada le pregunta a Greivin Moya: usted hizo periodismo investigativo y reveló casos de corrupción. ¿Cuál es su opinión sobre la justicia tributaria? Moya responde que está de acuerdo de que aquellos que tengan más paguen más y los que tengan menos paguen menos. Plantea una reforma fiscal para saber cómo se está cobrando los impuesto y de qué forma se está haciendo, hacer una revisión de la canasta básica y excluir 189 artículos

Quesada replica que son 2 los casos sonados en los papeles de panamá que tenían que ver con una de las empresas que Moya laboró y en ese momento grupos poderosos económicos de medios de comunicación de este país demostraron ser evasores de impuestos y es muy lamentable que en los trabajos de investigación no los haya evidenciado, -y agrega- que necesitamos un presidente o presidenta que “no tenga quién le diga qué hacer”.

La siguente pregunta: ¿Cuáles innovaciones planea introducir para enfrentar y asegurar la adecuada prevención y persecución de los actos de corrupción?

Las personas aspirantes sacan las recetas de siempre contra la corrupción solo que esta vez “sí van a poner a personas diligentes y honradas”. El problema de la corrupción tiene sus raíces tan profundas en el Estado burgués porque éste media entre las clases y mientras los sectores empresariales y patronales -los cuales siempre buscan su propio beneficio económico- la corrupción nunca desaparecerá, solo cambiarán las formas en que se legislan sobre ellas para legitimarlas o sencillamente “esconderlas mejor”.

Te puede interesar: Otto Guevara es acusado de corrupción y sentencia lo inhabilitaría de ser diputado

Este último segmento consistió en que candidatos que no estuvieron presentes en el debate a los candidatos y a la candidata presente. Abordamos algunas de las más importantes

Jhon Vega le pregunta a Fabricio Alvarado: La pandemia vino a recargar más tareas no remuneradas en el hogar en las mujeres, siendo ellas quienes dedicaban 3 veces más que los hombres a las labores domésticas, esto ocasiona que el 28.8% de las mujeres no pueda buscar trabajo porque tienen obligaciones familiares y hace que estas sean las mayores desempleadas del país. ¿Cómo pretende atender el impacto que tendría sobre la vida familiar y laboral de las mujeres el plan de jornadas diarias de 12 horas durante 4 días a la semana que su partido apoya, ya que dicha ley según han señalado diversas organizaciones como el INAMU condenaría a las mujeres aún más al desempleo, a la informalidad, a la pobreza así como una mayor recarga en las tareas domésticas?

Alvarado responde que esta ley generaría más empleo y que aunado a esto, se daría más apoyo a pequeñas y medianas empresas en nuestro país, las cuales en su mayoría están siendo manejada por mujeres, proponen una ventanilla única digital en la cual lo pymes puedan entregar los requerimientos y que ahí también puedan entregarse dichos requisitos y que se les pueda abrir su negocio, y que además el INAMU ofrezca redes de cuido a mujeres aun cuando ya estén trabajando.

Cómo era de esperar, Alvarado ignora de manera consciente y pasa el problema de las mujeres -en especial la mujer trabajadora- a un segundo plano, al igual que suelen hacer los políticos burgueses, sólo se diferencia en que tampoco se esfuerza en cuidar las formas y por lo tanto se hace más notorio.

Pregunta de José María Villalta a Welmer Ramos: En setiembre de 2019, usted firmó un proyecto de ley para frenar el matrimonio igualitario, también en otras ocasiones se ha expresado en contra de iniciativas para proteger los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, además su gobierno y partido impulsan una ley de empleo público que permitirá a funcionarios públicos rechazar capacitaciones en materia de DDHH, con estos antecedentes puestos en la mesa, ¿qué garantías tendrá las poblaciones históricamente discriminadas que usted defenderá sus derechos?

Welmer respondió que en ese momento pensó que la sociedad necesitaba un periodo de tiempo para pensarlo pero luego de tener conversaciones con personas de su partido se dio cuenta que estaba equivocado. Dice ser respetuoso de todos los procesos que se dan en el marco democrático, está en contra de la ley de empleo público, y ha estado en muchas luchas contra la discriminación, en protección del medio ambiente etc.

Es evidente que Welmer Ramos y el PAC están dando patadas de ahogados para que su capital político progresista no se les termine de escapar y poder capitalizar la mayor cantidad de votos posible que para este punto, no son muchos de igual manera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias