OPINIÓN

Porqué Eli Feinzag no puede "mandar a pensionarse" a Albino Vargas de ANEP

Albino Vargas tiene una trayectoria política llena de capitulaciones y traiciones a los intereses de la clase trabajadora, pero no es alguien como Eli Fienzag -ex viceministro en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez y actual candidato presidencial- quién tiene propiedad para lanzar ataques.

Paola Zeledón Muñoz

Organización Socialista Revolucionaria / Pan y Rosas

Martes 12 de octubre | 18:02

En la vida y en la política -sobretodo cuando ésta se hace desde un ángulo de clase- a veces se queda en la incómoda posición de defender los derechos de quiénes atentan contra el desarrollo de las clase obrera como una fuerza política revolucionaria. Como a la burocracia sindical cuando un político de derecha ataca, porque el ataque va contra toda la clase, sus intereses y organizaciones. Y no se puede dejar pasar los ataques.

Uno de ésos momentos llegó para mí en la noche del lunes 11 de octubre, cuando por redes sociales me enteré de que Eli Feinzag, el empresario candidato presidencial por el PLP (Partido Liberal Progresista) reaccionó a un post de Albino Vargas -a quién no respaldo de ninguna manera- diciendo que "debería retirarse y dejar de hacer el ridículo".

El tweet de Eli Feinzag

Cuando una lee la frase sin ver quién la dice, incluso podría estar deacuerdo. El post de Albino es realmente una ridiculez. Peor aún, cada negociación que Vargas celebró como conquista, mientras aceptaba una y otra vez la agenda ajustadora contra la clase trabajadora, puede ser considerada un ridículo y motivo para querer que se despida de su puesto de Secretario General del sindicato ANEP (Asociación Nacional de Empleados Públicos y prrivados) que tiene desde hace décadas.

Pero -y este es un pero grande- luego una ve que quién lo dice es alguien como Feinzag, el mismo tipo que lleva meses pagando publicidad electoral con las recetas más añejas de la derecha empresarial, interrumpiendo el video de youtube que vemos sin pagar (porque honestamente nadie quiere pagarles) y dejando un tufo que huele a Otto Guevera y sus eternas candidaturas libertarias.

La disculpa de Albino Vargas

Y una recuerda que el partido que lo propone como candidato presidencial es uno más de los que tomaron "relevancia" recientemente en el marco de la fragmentación y crisis de hegemonía que atraviesa las elecciones nacionales en Costa Rica, donde participan 27 candidaturas presidenciales.

Es en ese momento en el que una decide tomar la incómoda posición de plantear abiertamente que sí, Albino Vargas no defiende los intereses que dice defender, pero ningún empresario que se beneficia de la explotación del trabajo y además impulsa un proyecto político que defiende y pretende pronfundizar este sistema, tiene propiedad para atacar al dirigente de un sindicato.

Es necesario combatir las capitulaciones, las orientaciones políticas conciliadoras y los métodos antidemocráticos en los sindicatos, sin lugar a duda. Esa tarea le corresponde a la clase trabajadora con sus propias herramientas políticas y sus organizaciones, nunca detrás de una "figurilla" política de derecha.

Un enemigo de clase que aprovecha el error de un burócrata para recordarnos una vez más que le temen profundamente a las organizaciones de la clase trabajadora. Albino no representa nuestros intereses, pero nuevamente Feinzag tampoco. Entonces, de nuevo la posición incómoda, pero correcta; la lección que la historia nos deja: independencia de clase, siempre.






Temas relacionados

Eli Feinzag, PLP    /   Albino Vargas, ANEP   /   Elecciones 2022 Costa Rica   /   ANEP   /   Empresarios   /   Burocracia sindical

Comentarios

DEJAR COMENTARIO