×
×
Red Internacional

Estado español.Noveno día de huelga del metal en Cádiz

Tras la jornada de este último martes en la que la masiva manifestación de los trabajadores del metal expresó el fuerte apoyo popular que tiene su lucha, el metal gaditano amaneció paralizado y los polígonos otra vez militarizados.

Miércoles 24 de noviembre | Edición del día

Tras la jornada del martes, en la que se vivió una masiva movilización de los trabajadores que recibió el apoyo de cientos de estudiantes y vecinos y nuevamente una brutal represión policial, este miércoles el sector del metal continúa paralizado.

Los piquetes se concentraban a primera hora de la madrugada en los accesos a los polígonos de Cádiz, Puerto real y San Fernando. El dispositivo policial desplegado por el gobierno central les ha impedido acercarse a las principales factorías y ocupan la zona próxima a la autovía para evitar que se corte el puente de Caranza.

Te puede interesar: Octavo día de huelga del metal en Cádiz: no hubo acuerdo y siguen los piquetes

Para la jornada de hoy está prevista una nueva reunión en la sede de la consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, en Sevilla, después que ayer el encuentro entre patronal y representantes sindicales se cerrara sin acuerdo.

Un día más se sentarán en la mesa 28 negociadores, 11 por UGT (Unión General de Trabajadores), 10 por CCOO (Confederación Sindical de Comisiones Obreras), 3 por la patronal FEMCA (Federación de Empresas del Metal) y 4 cargos del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales.

La principal diferencia sobre la mesa es el alcance de la subida salarial. Los sindicatos piden un 2,5% de subida anual en un convenio de dos años y que el 80% de la diferencia con el IPC (Índice de Precios al Consumidor) se incluya en las tablas salariales. La patronal quiere un convenio de 3 años y solamente si se alargase a 4 estarían dispuestas a incluir en las tablas la diferencia con el IPC.

Los representantes sindicales declararon anoche a la prensa que el inmovilismo de la patronal puede llevar a un mayor enojo entre los trabajadores. Manuel Triano, de CCOO, aseguró que “los trabajadores están hastiados, enfadados y dispuestos a pelear por un convenio laboral que mejore su situación”. José Manuel Rodríguez, de UGT, advirtió que si el conflicto se alarga puede generar “más desesperación” y eso “puede radicalizar las posturas”.

La negociación sigue en manos de los representantes de las federaciones del metal de estos dos grandes sindicatos. La huelga, en la que participan las plantillas de las empresas auxiliares de los grandes grupos como Navantia o Dragados, no cuenta hasta el momento con asambleas generales y una representación que responda directamente a los huelguistas.

Hasta el momento la determinación de los trabajadores del metal gaditano sigue muy alta. El cansancio de las plantillas con “tres décadas de incumplimiento de convenio de forma salvaje por parte de la partronal”, como denunciaba un portavoz de la Coordinadora de Trabajadores del Metal a Izquierda Diario, ha estallado definitivamente.

El fuerte apoyo recibido ayer en las calles de Cádiz, así como las muestras de solidaridad que llegan de diferentes lugares del Estado, son un aporte moral importante y una muestra de que su lucha es percibida como la de toda una comunidad por su futuro.

La de Cádiz es hoy la principal lucha de una serie de conflictos obreros que se están produciendo en todo el Estado, como la del metal de Alicante, la plantilla de Inditex en Zaragoza, las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio en Madrid, los interinos en Catalunya o Pilkington en Sagunto, entre otras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias