×
×
Red Internacional

Debido al aumento de las lluvias monzónicas causado por el cambio climático, Pakistán se ha visto afectado por inundaciones catastróficas que han matado a más de 1000 personas y desplazado a miles más.

Lunes 29 de agosto | Edición del día

Se están produciendo inundaciones devastadoras en todo Pakistán debido a las lluvias monzónicas. Desde junio, más de 1.000 personas han muerto a causa de las inundaciones, y miles más han sido desplazadas y han tenido que vivir sin alimentos. El capitalismo hace de estos desastres la nueva normalidad, con los trabajadores, particularmente los del Sur Global, siendo los más afectados.

Solo este fin de semana, decenas de miles de personas han tenido que huir de sus hogares en el norte de Pakistán debido a las inundaciones. Hay muchos más que todavía necesitan ser rescatados. Más de 33 millones de personas se han visto afectadas en las últimas semanas, millones de hogares han sido destruidos y la infraestructura, como carreteras y puentes, ha sido dañada o destruida junto con millones de acres de tierras de cultivo.

La crisis climática profundizada por el capitalismo está devastando nuestro planeta, y aquellos en el llamado Sur Global se ven afectados de manera desproporcionada. Pakistán suele tener tres o cuatro ciclos de lluvias monzónicas, pero este año ya va por el octavo, con la posibilidad de otro ciclo en septiembre. Baluchistán y Sindh, dos de las provincias más afectadas, han recibido un 400 % más de lluvias que el promedio de 30 años. En lo que va del año, las lluvias están un 780 % por encima de los niveles promedio y han superado los niveles de lluvia de las catastróficas inundaciones de 2010.

Según la ministra de cambio climático de Pakistán, Sherry Rehman:

“Pakistán está viviendo una grave catástrofe climática, una de las más duras de la década. Estamos, en este momento, en la zona cero de la primera línea de eventos climáticos extremos en una cascada implacable de olas de calor, incendios forestales, inundaciones repentinas, múltiples estallidos de lagos glaciares, eventos de inundaciones, y ahora el monzón monstruoso de la década está causando estragos sin parar en todo el país”.

El gobierno declaró el estado de emergencia, y el ejército y los equipos de rescate se han desplegado para rescatar y evacuar a las personas, establecer centros de alivio de inundaciones y brindar ayuda. Rescatar a aquellos en regiones remotas ha sido difícil debido a la falta de infraestructura. Debido a la falta de recursos del país, los funcionarios han pedido ayuda internacional. El gobierno ha recibido críticas por no estar preparado para el desastre, debido a la falta de infraestructura y protocolos de rescate y socorro.

Pakistán se ha visto obligado a implementar medidas de austeridad para que el FMI libere dinero de rescate, por lo que no tienen suficiente dinero y recursos para servir a su propio pueblo en tiempos de crisis. Esto muestra cómo el imperialismo crea condiciones aún peores para las semicolonias; Pakistán y otras naciones del Sur Global están subdesarrolladas (y contaminadas) porque todas sus economías se basan en proveer a las potencias imperialistas ricas.

Estas inundaciones son un ejemplo de los desastres provocados por la crisis climática generada por el sistema capitalista. Desde la sequía récord actual en China hasta la ola de calor récord en Europa a principios de este verano, ya estamos viendo los efectos devastadores del cambio climático. El capitalismo profundiza el cambio climático, donde el impulso insaciable de ganancias destruye los ciclos de los sistemas naturales que regeneran los suelos y la biodiversidad tanto en la tierra como en el mar afectando las vidas humanas. Luchar por reformas tibias no es suficiente. Tenemos que lucharpor un sistema socialista donde las necesidades humanas y el planeta sean atendidos, no destruidos para el beneficio de unos pocos. Las inundaciones son cada vez más comunes y dañan desproporcionadamente a la clase trabajadora y las comunidades oprimidas. Necesitamos nacionalizar y redirigir los recursos para construir infraestructura que pueda resistir inundaciones y brindar ayuda a las comunidades desplazadas y dañadas por los estragos de la catástrofe climática.

Artículo orginal en Left Voice.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias