Géneros y Sexualidades

FEMICIDIOS

Institución judicial mantiene 100% impune el caso de femicidio de Fernanda y Raisha

La múltiple rotación de Fiscales de la Oficina Regional del OIJ en la Zona de los Santos, ha llevado a que esta instancia se niegue a elevar el caso por caracterizarlo de complejo, manteniéndolo en 100% impunidad.

Fernanda Quirós Moya

Pan y Rosas Costa Rica / Corriente estudiantil Organizate

Sábado 11 de septiembre | 17:47

Fernanda y Raisha fueron asesinadas el 30 de julio de 2020. Hoy se cumplen 408 días desde que ocurrió este doble femicidio, en San Pablo de León Cortés, ubicada en la Zona de Los Santos. Es la misma cantidad de días que el caso se encuentra en condición 100% impune, lo cual significa que no hay personas que se encuentren en procesamiento alguno, y no existen medidas cautelares con respecto al principal sospechoso del femicidio.

Concretamente, esta situación ha pasado a ser justificada por la institución judicial alegando a la múltiple rotación de fiscales de la Oficina Regional del OIJ en la Zona de los Santos. Desde el 30 de julio de 2020, fecha en que sucedió el femicidio de Fernanda y Raisha, han sucedido la dirección tres fiscales: de marzo a diciembre de 2020, Ricardo Fonseca Barrantes; de enero a marzo de 2021, Diana Quirós Muñoz; y de abril hasta la fecha, Kenneth Bonilla Sánchez. Ninguna de estas personas ha querido proceder a elevar el caso a jurisprudencia penal, pues alegan que se trata de un caso muy “complejo”.

Te puede interesar: Peña feminista contra la impunidad

Al hacer las consultas pertinentes a las entidades, solamente indican que se trata de un “caso cerrado”, y que se encuentran en un “proceso de investigación y recolección de pesquisas, por lo que no se pueden dar mayores informaciones”. La Oficina Regional también alega que el caso, además de ser muy “complejo” carece de pruebas contundentes. Sin embargo, como menciona Xavier Sánchez, hermano y tío de Fernanda y Raisha, “¿qué esperan encontrar, más de un año después, en una casa quemada?”.

Xavier también afirma que, pese a que “el caso debe llevarlo la Oficina Regional de los Santos y es el Fiscal de Los Santos quien debe proceder, al haber este desorden de Fiscales se "traslada" a la Fiscalía adjunta de Cartago en donde ya uno no sabe dónde consultar, si consulta en Cartago que el caso es meramente de la oficina de los Santos, si pregunta en los Santos que la directriz y la investigación depende de la Fiscalía de Cartago”.

Por otra parte, el hermano y tío de Fernanda y Raisha menciona que, pese a que la Oficina Regional del OIJ en la Zona de los Santos “alega que los asuntos ambientales se han dejado de lado para cubrir asuntos de derechos con la vida y afines, no es cierto. En el caso de las chicas llevamos hoy 408 días en impunidad. No se deja la ejecución de las labores ambientales por razones relacionadas con delitos cometidos en contra la vida de las personas, o por la defensa de la dignidad de las personas, solo que la eficiencia es muy cuestionable... y por mientras, Fernanda y Raisha duermen en la impunidad, por la ralentización de los procesos”.

Ante esta situación, denunciamos la justicia patriarcal y la impunidad que la institución judicial reproduce, pues con ello demuestran que no tienen interés alguno para brindar una verdadera justicia para todas las víctimas de femicidios, ni para sus familias. Cuando exigimos justicia para Fernanda y Raisha, y para todas las que nos faltan, no es la justicia que nos garantiza el Estado y sus instituciones, sino la que puede garantizar el movimiento de mujeres a través de la lucha y organización.

Para exigir Ni una menos, hay que crear una Comisión independiente de investigación, conformada por familiares, activistas, movimiento de mujeres y organizaciones sociales y políticas, que se aseguren de llevar adelante, y de la mejor manera, los procesos de casos de femicidios, para que ningún caso se mantenga en impunidad. Ni una menos sin vivienda, ni una menos sin trabajo, hay que garantizar atención psicológica gratuita y de calidad para todas las víctimas de violencia, salarios para garantizar la independencia económica de las mujeres y que no dependan de su agresor, además de la creación inmediata de refugios para víctimas de violencia.

¡Ni una menos! ¡No más impunidad!

Te puede interesar: Femicidios: Cómo combatir el problema estructural






Comentarios

DEJAR COMENTARIO