×
×
Red Internacional

Opinión. Figueres y el PLN: la campaña por volver a ser la cara del ajuste en el país

A pocos días de las elecciones, la incertidumbre sigue ocupando el primer lugar en las encuestas. La crisis sanitaria y la fragmentación han marcado este proceso electoral profundamente.

Domingo 30 de enero | 12:56 | Edición del día

A pesar de que varias encuestas han colocado a Figueres con mayores porcentajes de intención de voto, lo real es que la apatía política y la indecisión han figurado como el principal rasgo de unas elecciones marcadas por la crisis sanitaria y económica cada día más intensa.

El ex presidente y candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres ha perfilado su campaña alrededor de la idea de la falta de dirección política del país. En otras palabras, el principal representante de la burguesía neoliberal en Costa Rica apunta a una política de ajuste mucho más decidida y un mayor compromiso con los mandatos del FMI y el crédito internacional.

Su plan de gobierno recorre un diagnóstico de los principales problemas del país, abordando problemas ambientales, la crisis sanitaria y el desempleo. En su fórmula, la profundización de la dependencia de la economía costarricense al crédito internacional es la salida predilecta a la crisis que sufre el proyecto burgués en el país. Sus planes en materia de educación siguen la misma estructura, estableciendo la educación dual como una prioridad en su plan de gobierno. Mismo proyecto que habría provocado tomas y movilizaciones en colegios a lo largo de todo el país y la salida de un Ministro de Educación.

Te puede interesar: Encuesta CIEP Enero: El mayor porcentaje lo sigue liderando el grupo de los indecisos

En infraestructura, energía y protección de los océanos su "salida" descansa en los préstamos internacionales; mientras que su proyecto para el empleo es la extensión y el fortalecimiento del modelo de zonas francas. El gobierno que plantean Figueres y el PLN es uno mucho más plegado al FMI y sus políticas de ajuste, uno que responda más directamente a los intereses de los acreedores internacionales.

Viejo conocido

El rol de una figura como la de Figueres, tanto dentro del PLN, como dentro de la vida política nacional en sí misma, siempre ha girado en torno a la estabilidad del proyecto burgués neoliberal en Costa Rica.

Sin embargo, esa aparente estabilidad contrasta con los escándalos de corrupción que embarran al PLN: desde el afamado caso ICE-ALCATEL en donde se apuntó directamente al ex presidente Figueres por recibir sobornos en beneficio de la empresa francesa en la competencia por una concesión; hasta el caso Diamante, en donde al menos 4 de los sospechosos son alcaldes vinculados al PLN.

En lo que respecta a las políticas de ajuste y la dependencia nacional al FMI, el PLN tiene un pasado amplio. La discusión atraviesa desde el modelo de desarrollo del país a lo largo de los años 90 con los Programas de Ajuste Estructural de Luis Alberto Monge, a la campaña por la aprobación del TLC de Oscar Arias y los diferentes ataques a la educación pública desde la Asamblea Legislativa durante los últimos dos gobiernos.

Te puede interesar: Lineth Saborío. Lo que realmente significa el 13% de intención de voto

En respuesta a las enormes movilizaciones durante el 2018 en contra de las negociaciones con el FMI, el PLN presentó un proyecto de ley, conocido popularmente como Ley Anti Huelgas, que planteaba mayores márgenes de control político sobre los trabajadores sindicalizados y la ilegalidad de las huelgas políticas en los llamados “servicios esenciales”. Por otro lado, el gobierno del PLN de Laura Chinchilla, no tuvo reservas en el uso de la represión para contestar al conflicto social, con especial mención de las movilizaciones en defensa de la CCSS y el juicio y persecución política contra un grupo de los manifestantes que se sostuvo durante varios años antes de llegar a su conclución.

Una posición desde la izquierda

Con la posibilidad abierta para un segunda ronda electoral que podría colocar a Figueres como una de las dos figuras a disputar la presidencia, queda claro que la tarea para los sectores combativos y los diferentes grupos que han surgido en rechazo a las condiciones del FMI, es coordinar un espacio de organización contra el ajuste.

El llamado a impulsar de manera conjunta una gran Coordinadora contra el FMI y el Ajuste, que sea capaz de aprovechar esta campaña electoral para organizar a trabajadores y demás sectores populares contra el ajuste que se viene; una coordinadora donde las direcciones sindicales vacilantes sean llevadas contra las cuerdas.

Es necesario que impulsemos desde abajo y de manera organizada la resistencia al ajuste de los “nuevos” gobernantes que serán electos en febrero.

Te puede interesar: Welmer Ramos: el candidato oficialista que continúa en el margen de error en las encuestas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias