Juventud

POR UN COMITÉ DE DEFENSA DE LA UNIVERSIDAD

Exijamos que las becas sean un derecho y que cubran los costos reales de la vida universitaria

La organización estudiantil no se ha detenido a pesar de la pandemia. Esto se demostró en el mes de abril, cuando la población becada se enfrentó a los ataques que han atentado contra las becas socioeconómicas, logrando obtener el 30% en monto extra de alimentación y un 15% en gastos de carrera.

Miércoles 26 de mayo | 18:34

Sin embargo, esta se puede considerar una victoria a medias, ya que, a pesar de la capitulación de los montos mencionados, estos siguen sin contemplar los costos reales de las distintas vidas universitarias. Aunado a esto, el monto de conectividad solamente fue otorgado a una pequeña parte de los estudiantes que, según los parámetros dado por OBAS, no han solicitado reubicación geográfica ni han sido beneficiados con la tableta electrónica.

Ante el actual escenario, los altos jerarcas de la universidad demuestran que aún perciben las becas socioeconómicas como un privilegio. Visión que seguirá postergándose mientras la misma casta universitaria siga en el poder, tomando decisiones políticas a espaldas de la comunidad estudiantil becada. Todo esto sumado al constante ataque por parte del actual Gobierno del PAC y la Asamblea Legislativa contra la clase trabajadora, los pobres y sectores populares.

Por otro parte, a través de una circular enviada el 25 de mayo al sector docente, se les insta a colaborar en el Fondo Solidario para solventar los gastos del monto por conectividad, el cual es solamente entregado a una parte de la población estudiantil becada. Rechazamos la lógica de Rectoría, de afectar o las becas o los salarios. Es bien sabido que la mayoría de docentes de la Universidad se encuentran en condición de interinazgo y trabajan bajo una modalidad de precarización, lo cual afecta mayormente en medio de la crisis económica actual y todos los planes de ajuste que el Gobierno y la Asamblea Legislativa llevan adelante, afectando las condiciones de vida de la clase trabajadora. Además, la solución al problema de conectividad no se garantiza a través de contribuciones voluntarias.

Corriente estudiantil Organizate denuncia la situación de las y los estudiantes becados

No se trata de tener que elegir entre becas o salarios docentes interinos, pues la Universidad mantiene a la población becada con becas que son un privilegio y que no nos alcanzan: mientras que el sector interino se mantiene en precarización. El Comité de Personas Internas lleva adelante una campaña exigiendo la reincorporación del docente Marco Quesada, quien fue despedido hace más de un año, sin razón alguna.

Desde Organizate, nos sumamos al llamado por la reincorporación de Marco Quesada. Además, hacemos un llamado a seguir impulsando la articulación estudiantil y trabajadora de la Universidad, a través de un comité en defensa de la educación, que garantice que la beca sea un derecho y que esta contemple los costos reales de la vida universitaria. También, por el voto universal en igualdad de condiciones, para que las y los estudiantes tengan una mayor injerencia en la toma de decisiones políticas y presupuestarias referente a las becas.

Te puede interesar: Depósito de becas insuficiente en la UCR






Comentarios

DEJAR COMENTARIO