Politica Costa Rica

NO MARCHAN PERO QUIEREN SENTARSE CON EL FMI

El papel de las direcciones sindicales ante el ajuste del FMI

Al momento de escribir estas notas las direcciones, de manera antidemocrática, tomaron la decisión de suspender la movilización contra el FMI y los acuerdos en la Legislativa contra la clase trabajadora. Sin embargo mantienen insistentemente la posición de reunirse con el FMI ¿Será que esperan empezar a administrar el Estado con el FMI y Alvarado?

Jueves 28 de enero | 13:14

La política de las direcciones sindicales de reunirse con el FMI es una demostración más de cómo las cúpulas sindicales no están dispuestas a enfrentar con todo al FMI. La huelga del 2018 tomó totalmente desprevenidos a dirigentes que llevaban décadas anunciando “la madre de todas las huelgas”. Desde ahí la bancarrota de las direcciones sindicales es global. Dirigentes que están más preocupados por mantener sus cómodos sillones que por el hambre y la angustia de cientos de miles de personas.

Es tan lastimero el rol de las direcciones sindicales que incluso Célimo Guido, recientemente en medios de prensa, ha hecho señalamientos claros respecto de que las direcciones sindicales no están tomando acciones de ningún tipo contra la política de Alvarado. Y esta crítica es hecha no ya por la izquierda revolucionaria sino por alguien que negoció el fin de las protestas de setiembre con la UCCAEP.

Al momento de escribir estas notas las direcciones, de manera antidemocrática, tomaron la decisión de suspender la movilización contra el FMI y los acuerdos en la Legislativa contra la clase trabajadora. Sin embargo mantienen insistentemente la posición de reunirse con el FMI ¿Será que esperan empezar a administrar el Estado con el FMI y Alvarado?

Esta posición es inadmisible. Las direcciones sindicales deben convocar a un encuentro democrático de trabajadores para tomar las medidas necesarias para enfrentar al FMI y la política de Alvarado y las patronales, tanto las cámaras empresariales como los jerarcas de instituciones públicas, que consiste en hacer pagar esta crisis a la clase trabajadora.

En el Sindicato de la Universidad de Costa Rica, por poner un ejemplo, la dirección se ha volcado a impedir la organización de trabajadores interinos, han expulsado al secretario general electo, a la vicepresidente y hoy el “poder” los disfrutan “dirigentes” del Frente Amplio y de Vanguardia Popular que han debilitado muchísimo el sindicato. La postración en forma humana.

Es más urgente que nunca que las direcciones sindicales convoquen un encuentro democrático de trabajadores. Parece increíble pero estas directivas que supuestamente representan a las y los trabajadores han permitido la política del Gobierno y la Legislativa durante todo el periodo de la pandemia, que ha ido directo contra toda la clase trabajadora.

En estas circunstancias llamamos a la creación de comités de base para organizar la lucha contra el FMI y para impulsar un encuentro democrático de trabajadores, que debe ser una instancia de hecho y de derecho, por tanto emplazamos a las direcciones sindicales a que lo convoquen.

A las organizaciones de izquierda les proponemos que realicemos campañas sistemáticas de militancia conjunta contra el FMI, desde las cuales impulsemos debates y actividades con el objetivo de elevar el nivel de organización de la clase trabajadora como un todo.

Llamamos a levantar el siguiente programa así como cualquier otra medida o reivindicación de carácter justo.

Por el retiro definitivo de la política de endeudamiento con el FMI que promulga el Gobierno. Fuera el FMI de Costa Rica y de toda América Central. La deuda externa no es solo imposible de pagar e ilegítima sino que es sobre todo un mecanismo de control sobre trabajadores y el pueblo pobre por parte del capital financiero y los político y empresarios locales ¡No al pago de deuda externa! Además la clase trabajadora no debe pagar una crisis económica que no generó ¡Qué la crisis la paguen los ricos!

Ligado a lo anterior, el no pago de la deuda debe estar asociado a un mayor incremento del presupuesto en salud, para atender las consecuencias de la Covid-19, sin que eso implique recortes en otros sectores, como el presupuesto a la educación pública ¡Contra los recortes del FMI! ¡Por la defensa de la salud y la educación pública y gratuita!

Exigimos fuertes impuestos progresivos a las grandes fortunas y a las zonas francas. Allí está el dinero para la educación, la salud y la vivienda. Si las empresas no quieren someterse a ello, hay que expropiarlas y ponerlas bajo control de las y los trabajadores.

Ni un solo despido ni reducción de salarios. En su lugar, deben, haber salarios de cuarentena al nivel de la canasta familiar para todas y todos los trabajadores despedidos o con suspensiones, pagados con los impuestos de las grandes fortunas. Además, las jefaturas, diputados y gobierno central del Estado deben tener salarios iguales al de maestros y maestras de educación primaria y secundaria pública. Basta de “sueldos” millonarios y privilegios para los altos jerarcas del Estado mientras la clase trabajadora recibe un ataque permanente del Gobierno, la Legislativa y el FMI.

Es necesario que las organizaciones sindicales se democraticen radicalmente. Llamamos a que las organizaciones sindicales se abran completamente para incorporar dentro de sí a todos los trabajadores de la empresa privada ¡Nunca más la clase trabajadora debe estar artificialmente dividida! Como parte de esto los migrantes nicaragüenses deben contar con seccionales democráticas especiales ¡Todos los derechos para todos los migrantes!






Temas relacionados

Politica Costa Rica   /   Carlos Alvarado   /   Carlos Alvarado Quesada   /   Clase trabajadora   /   Burocracia sindical   /   Ajuste   /   FMI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO