Juventud

TRIBUNA ABIERTA

Construyamos una juventud revolucionaria

Ángeles Ulate nos hace llegar esta importante reflexión sobre la necesidad de construir una juventud revolucionaria para enfrentar los retos actuales de toda la juventud.

Sábado 9 de mayo | 16:05

En el auge de decisiones en tiempos de crisis de impacto directo a los estudiantes y clase trabajadora, se hace imprescindible la participación estudiantil activa para poder tomar en consideración las diferentes problemáticas que afectan a esta población. Es decir, hay una necesidad (no nueva pero sí prioritaria) de construir una juventud revolucionaria dentro del movimiento estudiantil. Más aún cuando hay estudiantes que lo están pasando mal por la pandemia y las altas jerarquías no están atendiendo estos casos de la mejor forma, y en su lugar, no dudan en continuar realizando recortes a la educación, afectando nuestras condiciones de vida y de estudio .

La población estudiantil afectada requiere se tomen en consideración estos casos y que no solo se “intenten” medidas sobre la marcha de las clases virtuales, medidas que son insuficientes para garantizar nuestras necesidades. Los recortes constantes a la educación, los aún insuficientes montos de beca y la falta de un voto universal para la elección del rector, son algunas de las cuestiones que se ignoran y convierten a la casa de enseñanza en una institución elitista, ya que no garantiza la igualdad de condiciones para sus estudiantes en situación vulnerable. Lo que empuja a muchos estudiantes a retirar o renunciar a sus cursos, pues las medidas tomadas siguen siendo ineficientes para cierta población. Por ejemplo, para cuando lleguen a ser una realidad las Tablet en manos de los estudiantes que lo requieran, la mayoría ya habrán tenido que desistir a las clases virtuales. Siendo ya en ese momento imposible ponerse al día con las clases y trabajos dados en los cursos hasta la fecha de la entrega.

Las universidades, guiadas por el gobierno del PAC, han continuado en un discurso optimista donde validan el esfuerzo de continuar con el semestre de manera virtual y normal como si fuera un logro, aun cuando dejan por fuera a muchos y muchas estudiantes, opacando las diferencias sociales y económicas que enfrentan sus estudiantes y cómo eso está afectando el rumbo de la educación para esas personas.

La FEUCR de Alternativa en la UCR se desempeña únicamente en las actividades administrativas indicadas por la alta jerarquía. En otras palabras, realmente no hay un mecanismo que luche por la validación de los derechos estudiantiles. Urge se creen comisiones de crisis llevadas por estudiantes, así como lo han estado haciendo en las universidades públicas de Argentina y Brasil, que intentan actuar de manera más rápida en busca de soluciones a los estudiantes, que incluye también los intereses y luchas del sector tercerizado que trabaja en las universidades. Así, también, buscando un impacto positivo en sectores vulnerables fuera del contexto estudiantil, permitiendo un mayor desenvolvimiento a la institución para actuar sobre la crisis.

Debido al covid-19 esa deficiencia en el sistema universitario se hizo aún más evidente y más sentida en la población estudiantil, al afectar el entorno total del estudiante así como el de sus familiares y comunidades. El país enfrenta una crisis laboral y no viene de ahorita pero se incrementa a gran velocidad, que sin duda golpea a nivel social y económico a toda la población costarricense. Este tipo de problemas se están olvidando, pensando que el estudiante puede estudiar en toda capacidad con este actual ambiente abrumador. Lo mismo sucede con el cuerpo docente, que tienen aún más trabajo y cosas en qué pensar en medio de un aislamiento social. Así que esto es un llamado a la participación estudiantil en la exigencia de un mejor trato y condicionamiento para el estudiantado y pra poner la universidad en función de la clase trabajadora. Y así poder tener un impacto social en el país. Tenemos que apostar por una universidad que cubra las necesidades de la clase trabajadora y de las mujeres. Se necesita construir una juventud revolucionaría activa y crear comités de crisis.






Temas relacionados

Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO