×
×
Red Internacional

Por trabajo y salario digno. Con una masiva movilización y acto en Plaza de Mayo finalizó la Marcha Federal en Argentina

Tras dos días de actos y movilizaciones en distintas provincias, este jueves la marcha llegó a Buenos Aires. El mismo día que se conoció el dato de cuánto aumento la inflación, las organizaciones de trabajadores y trabajadoras desocupados y precarios, acompañadas por el sindicalismo combativo y la izquierda, denunciaron el hambre y la pobreza. También reclamaron salario y trabajo.

Viernes 13 de mayo | Edición del día

Este jueves por la tarde, a dos días de iniciarse en distintos puntos del país, la Marcha Federal por trabajo y salario, contra el hambre y la pobreza finalizó en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). A primera hora de la mañana, las columnas que llegaron desde el interior del país habían confluido con las que salieron desde el Gran Buenos Aires. Los lugares de encuentro fueron las principales estaciones de trenes y colectivos de CABA, en los barrios de Constitución, Retiro y Once.

Desde allí y por distintas avenidas y calles de la capital, decenas de miles de personas marcharon al centro político del país. Allí, en un escenario montado en Plaza de Mayo, con la Casa Rosada como telón de fondo, se realizó el acto de cierre de la movilización. Los reclamos contra el ajuste del FMI, por salario y trabajo y contra la pobreza, volvieron a hacerse oír. La movilización estuvo convocada por la Unidad Piquetera, conformada por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Polo Obrero, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), el MST-Teresa Vive, Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, entre muchas otras. Contó con el apoyo efectivo de organizaciones de trabajadores ocupados, juveniles, de derechos humanos, así como de los partidos de izquierda, agrupados esencialmente en el Frente de Izquierda Unidad (FIT-U). El grito de “unidad de los trabajadores” resonó en más de una ocasión y se vio en banderas y pancartas.

Te puede interesar: Imágenes de la masiva Marcha Federal a Plaza de Mayo

La marcha, puso en evidencia la profunda crisis social que atraviesa a amplios sectores de la población trabajadora a lo largo del país. Al mismo tiempo, volvió a poner en discusión problemas esenciales como la pobreza y la desocupación. Esta importante medida de lucha fue una respuesta a las políticas de ajuste que implementa el Gobierno nacional en función del acuerdo con el FMI. Un ajuste que tiene el aval explícito de la oposición de derecha, nucleada en Juntos por el Cambio y en los mal llamados libertarios.

La protesta se convirtió en un pronunciamiento político contra la crisis económica y social que golpea a millones. Contra la pobreza, que afecta a más de 17 millones de personas; contra la caída del salario real, que lleva cinco años y no ha sido revertida; contra la precarización laboral y de la vida. La movilización llegó a Plaza de Mayo el mismo día que se conocía el dato alarmante de la inflación de abril: un 6 % de aumento que es otro golpe al bolsillo popular. Si se atiende, además, al precio de los alimentos, la suba anualizada llega al 62 %. Números que confirman una crisis social que golpea sobre las familias más humildes.

Te puede interesar: La inflación de abril fue de 6 % y llegó al 58 % interanual, la cifra más alta desde 1992

Las columnas estuvieron encabezadas por las distintas organizaciones piqueteras que impulsan Unidad Piquetera y contaron con delegaciones de todo el país. Además, la marcha contó con el apoyo activo del sindicalismo combativo, que se hizo presente con delegaciones de sindicatos recuperados, comisiones internas o cuerpos de delegados. Una mención especial hay que hacer a los sectores que pelean por tierra y vivienda. Entre las banderas presentes se pudo ver la de la Asamblea Permanente de Guernica, que aún sigue luchando para que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires cumpla con los compromisos firmados en el marco de una dura pelea que conmocionó al país en 2020.

Como no podía ser de otra manera y volviendo a hacer efectiva una tradición, las gestiones obreras fueron también parte de la jornada, con la participación de Zanon y del Sindicato Ceramista de Neuquén, así como también de la gráfica recuperada MadyGraf. Esta última marchó en la columna que salió desde Retiro, junto a compañeros y compañeras del FOL y la Coordinadora por el Cambio Social.

Acompañando la movilización estuvieron presentes las principales figuras del Frente de Izquierda. Los diputados nacionales Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca del PTS-FIT, fueron parte de la concentración. Su presencia, además, se evidenció en múltiples reportajes antes diversos medios. Marcharon también otros referentes destacados de ese espacio, como el diputado electo Claudio Dellecarbonara -también dirigente en el Subte-, Raúl Godoy, obrero de Zanon y dirigente del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC-PTS), Néstor Pitrola y Gabriel Solano, ambos del PO.

Cerca de las 17hs las principales columnas empezaron a ingresar a Plaza de Mayo. Poco antes de llegar allí, La Izquierda Diario habló con algunos de los principales referentes del movimiento piquetero. Consultado acerca de la movilización, Eduardo Beliboni (Polo Obrero) señaló que “este es un reclamo que empieza a ser del pueblo, no solo de las organizaciones piqueteras. Se han sumado sindicatos, organizaciones obreras, estudiantiles. Tiene que servir para unir ocupados y desocupados en todo el país”. A su turno, Mónica Sulle (MST-Teresa Vive) sostuvo que “si la pobreza recorre el país, la Unidad Piquetera recorre el país contra la pobreza. No es un problema solamente de los piqueteros la crisis”. Silvia Saravia (Barrios de Pie) indicó que “esta medida fue votada en la asamblea de la unidad Piquetera. Y comenzó a trascender a partir de los acampes, que fueron muy masivos en la 9 de Julio y en todo el país”. Por su parte, Mecha (MTL-Cuba): “Estamos decididos a romper estos índices de pobreza. No vamos a naturalizar estos niveles de pobreza. Aquí hay trabajadores ocupados y desocupados”.

Un poco más tarde, pasadas las 18hs, arrancó el acto de cierre de la movilización. Allí tomaron la palabras representantes de organizaciones de desocupados, empresas recuperadas, sectores del sindicalismo combativo. El mensaje tuvo un componente común: esta pelea va a continuar porque las políticas que se implementan son de ajuste.

El Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC-PTS) y La Red juvenil participaron de la movilización desde el inicio mismo, el martes pasado. Lo hizo siendo parte de las concentraciones que tuvieron lugar en provincias como Jujuy, Córdoba, Mendoza o Neuquén, entre otras. En el norte del país, fue Alejandro Vilca quien tomó la palabra para saludar la movilización y plantear la necesidad de desarrollar la unidad de ocupados y desocupados.

En Córdoba, Sergio Folchieri, trabajador de VW y militante del PTS, habló ante los medios planteando la importancia de pelear por reducir la jornada laboral para lograr trabajo genuino para quiénes están desocupados y desocupadas.

En una declaración -que se repartió por miles en la movilización de este jueves- llamó a apoyar la marcha y señalan que "peleamos por la unidad de ocupados y desocupados. Contra la desocupación y la sobre explotación que sufrimos: luchemos juntos por una Jornada legal de 6 horas, 5 días a la semana, sin rebaja salarial, y un mínimo que no puede estar debajo de la canasta familiar, para generar puestos de trabajo genuinos".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias