Géneros y Sexualidades

Marcha de mujeres en San Ramón

El caso de Allison Bonilla ha conmocionado al país y no es para menos, una vez más queda confirmada la negligencia policial y el carácter patriarcal del Estado. Este domingo 6 de setiembre el movimiento de mujeres se levantó en un unísono y marchó a lo largo del país “por las que ya no están". Así se vivió en San Ramón.

Lunes 7 de septiembre | 21:08

En la marcha regional realizada en Occidente, específicamente San Ramón, se reunieron mujeres de distintos cantones con un objetivo común, hacer conciencia sobre un mundo obsoleto y luchar para derribar al patriarcado que tanto ha arrebatado a las mujeres y a la sociedad.

Fabiola, una de las organizadoras de la marcha en San Ramón, comenta a La Izquierda Diario:

“Los feminicidios, violaciones, desapariciones, acoso callejero y demás situaciones desagradables que enfrentamos las mujeres todos los días generan un movimiento colectivo nacional que inició en San José. A partir de esto activistas de la zona organizan, a través de diversas plataformas digitales, la iniciativa de descentralizar las marchas y la lucha, para ampliar el alcance de la manifestación y permitir la participación de mujeres en diversas zonas. La convocatoria en Occidente comenzó el viernes 4 de setiembre en la noche, pero tuvimos una respuesta impresionante que se tradujo en el movimiento de 130 personas de San Ramón, Palmares, Naranjo, Sarchí y Grecia, con toma de las calles a lo largo del centro de San Ramón centro hasta los Tribunales de Justicia.”

Algunas de las consignas con las que se convocó a la marcha son “romper el silencio ante los actos de violencia, recordar a todas las víctimas que nos ha quitado el sistema opresor patriarcal, las asesinadas, las desaparecidas, las que nos faltan; exigir un ambiente libre de violencia contra las mujeres, tanto en espacios públicos, como privados.”

Te puede interesar: Movilizaciones en todo el país por Allison Bonilla y por todas las que faltan

No queremos una sociedad donde la inseguridad es una realidad y la “justicia” sirve para proteger a los acosadores, violadores y homicidas, bajo un Estado patriarcal cada vez más expuesto por su propia negligencia y un gobierno que prioriza las ganancias de los empresarios a nuestras vidas. El capitalismo, explotador por naturaleza, solamente plantea un mundo de desigualdades donde las mujeres somos quienes vivimos más oprimidas por un sistema caótico que no nos defiende, no nos protege, y frente al cuál es necesaria la organización para luchar por nuestros derechos.

El movimiento de mujeres hoy más que nunca, tiene la tarea de orientar sus luchas y la fuerza mostrada en contra de este sistema capitalista y patriarcal, para exigir justicia con nuestras herramientas, haciéndose escuchar y buscando siempre hermanar nuestros reclamos con la lucha por erradicar la explotación y división de clases que tanto nos aqueja.

Por todas, por las que seguimos en la lucha y las que ya no están, que no olvidemos la responsabilidad del estado, la negligencia de la policía y el silencio de los medios amarillistas y patriarcales. Hoy más que nunca gritamos ¡Ni Una Menos! ¡El Estado es responsable!






Temas relacionados

Pan y Rosas Costa Rica   /   Justicia Patriarcal   /   Movimiento de mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO